Vuelta al cole

Me lanzaba sobre los libros como si fuesen pasteles de chocolate. Era lo único que me hacía ilusión de los días previos al inicio del curso. Abrir los libros al azar y meter la nariz entre sus páginas. Ese olor, no sé a qué, si a la tinta, a la composición del papel, al hilito que con que cosían la encuadernación, a la cola bajo el lomo de la tapa, a qué, no lo sé. Pero a nuevo. Luego los cerraba, pasaba las yemas de los dedos por la cubierta y leía el título en voz alta. Entonces, buscaba el índice. Saltaba a las páginas de los temas que me llamaban la atención. Y pensaba: “Jo, qué difícil”.

Todos los días vuelvo al cole. Todos los días.

Me lanzo sobre las personas que saben tantas cosas. Es de lo que más ilusión me hace en la vida. Encontrar a las almas brillantes y meter mi atención entre sus ideas y emociones. Esa aura que resplandece en ellas, por el conocimiento, por su uso del lenguaje, por la descripción del mundo a través de sus ojos, por su nobleza de espíritu, por el exquisito sentido del humor. Pienso en ellas y las observo en la distancia, leo sus palabras escritas, en ocasiones más de una vez. Entonces, asiento y voy a la búsqueda de la información que me falta para comprender. Y pienso: “Jo, qué difícil”.

Todos los días son una vuelta al cole para no dejar nunca de aprender.

 

Para el club STDMC 😉

 

© Vicente Ruiz, 2019

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close