10 días en Polonia (1): Szczecin

Polonia no nos toca de cerca en nada. Si acaso, nos conmueve por su trágico papel en la segunda guerra mundial, cuando fue invadida por los nazis y se convirtió en escenario de crueldad, martirio, dolor, muerte. Conocemos Polonia por películas como “La lista de Schindler” o “El pianista”, que narran bien esos hechos. Pero por lo demás, no nos es familiar: está a la otra punta de Europa, no compartimos historia, miramos hacia mares diferentes. Ni siquiera usamos el mismo alfabeto. El país de Copérnico, Marie Curie o Chopin nos es ajeno. Pero yo le tengo un cariño especial gracias a Krysta.

Nos conocimos en el penúltimo año de la carrera. La beca Erasmus la trajo a España a estudiar durante la primera mitad del curso. El resto lo pasó en otra universidad de Italia. Así que sólo compartimos un semestre. Pero bastó. Conectamos desde el momento en que chocamos en la cafetería de la facultad, aunque no hablamos hasta que no transcurrió la primera semana de clases y vimos que coincidíamos en casi todos los grupos. Al comienzo de la segunda semana, me disculpé con mi compañero de batallas, y me senté junto a ella y sus amigas. Cuando meses después tuvo que irse a Italia, comencé a esperar con ansiedad la llegada del verano para poder ir a verla a su país.

Así fue como aterricé en Szczecin el agosto en que cumplí 22 años. Y allí estaba Krysta, esperándome en el aeropuerto, con su cara de ángel, la sonrisa luminosa y los brazos abiertos. Así da gusto llegar hasta al mismísimo infierno. Sin embargo, Szczecin resultó ser un limbo para mí, una ciudad donde encontré paz y alegría. Krysta había planeado unos días de estancia dirigidos a que conociera la ciudad y a sus amigos, pero también había preparado una sorpresa que no esperaba en absoluto.

La capital de Pomerania occidental era maravillosa. En cada esquina, en los cruces de calles, se levantaban hermosos edificios de viviendas, cada uno con unas molduras diferentes o unas tonalidades de color distintas. La ciudad conservaba, por un lado, el aspecto de un escenario detenido en un tiempo lejano, más pobre y temeroso. Pero, por otro lado, era una ciudad europea como cualquier otra. Reviví esa misma sensación extraña, esa dualidad, en los días sucesivos, pisando otros lugares.

Desde el Castillo Ducal, junto al río Óder, hasta el parque Jasne Blonia, toda la ciudad merece un recorrido que vaya desde la arquitectura más vanguardista e impactante, con el edificio de la Filarmónica (a cargo del Estudio Barozzi Veiga), hasta el Cementerio Central, el cementerio más hermoso que han visto mis ojos, un parque enorme y frondoso, donde brilla el verde más esperanzador, no sé si para plantarle cara a la muerte o para llevarse mejor con ella.

En Szczecin aprendí a pasear mirando hacia arriba, deteniéndome en cada calle, en cada camino de parque, frente a la laguna o, cuando atravesábamos de noche los jardines por los que se accedía al barrio donde vivía Krysta, en el pequeño claro que dejaban los árboles, para contemplar el cielo estrellado entre las ramas.

Después de cuatro espléndidos días en Szczecin, Krysta y yo cogimos un autobús rumbo a Cracovia. Era el principio del regalo sorpresa que me hacía sólo por estar allí. Con ella.

 

© Vicente Ruiz, 2018

2 comentarios en “10 días en Polonia (1): Szczecin

  1. Yo he viajado menos de lo que debiera (antes porque económicamente no era posible, y ahora porque tengo la sensación de que si lo hiciera cada año, se volvería costumbre. Muchos viajan por marcar cruces en el mapa y ampliar la lista, y eso no es lo mío)

    Pero es curioso que, cuanto más te alejas de casa, y más “extraño” es el destino elegido, más te sientes como en un nuevo hogar

    Le gusta a 1 persona

    1. De todos los viajes que he hecho, ningún destino lo he elegido yo, sino el destino (valga la redundancia de significantes). Sea como fuere, ojalá pudiera hacerlo cada año. No siempre me he sentido en un nuevo hogar, pero es enriquecedor y abre la mente (y el alma) como nada.

      Un saludo 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close